ZONAS ESPECIALES DE DESARROLLO ECONOMICO REGIONAL - ZEDER - COLOMBIA

IPIALES BUENAVENTURA VALLEDUPAR TUMACO CUCUTA

PRIMER FORO VIRTUAL - 6 al 31 de Julio de 2004

ZONAS ESPECIALES DE DESARROLLO REGIONAL: ZEDERs

El proyecto ha sido presentado por el Gobierno Nacional en el primer semestre de 2004, en reemplazo de la Ley 677 de 2001. Igual que esta, se propone la creación de las Zonas Especiales Económicas de Desarrollo Regional.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

PROYECTO DE LEY POR LA CUAL SE CREAN LAS ZONAS ESPECIALES DE DESARROLLO ECONÓMICO REGIONAL

Mediante la Ley 677 de 2001 el H. Congreso de la República creó las Zonas Especiales Económicas de Exportación, como polos de desarrollo regional para ciertas zonas deprimidas de frontera, bajo el amparo de lo dispuesto en el artículo 337 de la Constitución Política, el cual dispone que la ley podrá establecer para las zonas de frontera normas especiales en materias económicas y sociales, tendientes a promover su desarrollo.

El objeto de la mencionada ley consistía en “la creación de condiciones legales especiales, para la promoción, desarrollo y ejecución de procesos de producción de bienes y servicios para exportación... dentro de los límites territoriales de los municipios, y sus Areas Metropolitanas creadas por ley, de: Buenaventura, en el departamento del Valle del Cauca; Cúcuta, en el departamento del Norte de Santander; Valledupar, en el departamento del Cesar; e Ipiales, en el departamento de Nariño”.

La finalidad de dichas zonas era la de “atraer y generar nuevas inversiones para fortalecer el proceso de exportación nacional mediante la creación de condiciones especiales que favorezcan la concurrencia del capital privado y estimulen y faciliten la exportación de bienes y servicios producidos en el territorio colombiano”.

La Ley 677 de 2001 consagró varios mecanismos de estímulo, incluyendo la exención sobre el impuesto de renta y complementarios sobre los ingresos obtenidos por ventas a mercados externos. No obstante lo anterior, en virtud de compromisos adquiridos previamente por Colombia ante los países miembros de la Organización Mundial del Comercio desde el año de 1994, el país se vio obligado a desmontar dichos beneficios a partir del 31 de diciembre del año 2006.

En efecto, mediante Ley 170 del 15 de diciembre de 1994, el Honorable Congreso de la República aprobó el Acuerdo por el que se establece la “Organización Mundial del Comercio” (OMC). Con el fin de lograr un comercio equitativo, los 144 países miembros de la organización acordaron desmontar gradualmente las subvenciones a las exportaciones de los productos industriales. Colombia gozó de un periodo de gracia para el desmonte de estos subsidios, de ocho años a partir de la entrada en vigor del Tratado de la OMC. Dicho período de gracia expiró en el año 2003. Adicionalmente, Colombia obtuvo una prorroga para el desmonte de las subvenciones hasta el 31 de diciembre de 2006.

La prórroga concedida por el Comité de Subvenciones y Medidas Compensatorias de la Organización Mundial de Comercio se dio en los siguientes términos:

“Colombia garantizará la conformidad de sus leyes y reglamentos con sus compromisos en el marco de la presente decisión. El periodo de transición para la eliminación de las subvenciones a la exportación que se describen en el párrafo 9 no se prorrogará, en ningún caso, más allá de 2006, incluido el plazo final de dos años previsto en la última frase del párrafo 4 del artículo 27 del Acuerdo SMC. Por consiguiente, las autoridades colombianas adoptarán las medidas apropiadas para cumplir lo dispuesto en la presente decisión. Entre tales medidas, Colombia emprenderá la reforma de su legislación no mas tarde del 30 de junio de 2003 para ponerla en conformidad con la presente decisión” (Negrillas fuera de texto).

El presente proyecto de ley busca mantener las condiciones especiales de acceso y de estímulos que creó la ley 677 de 2001 para promover el desarrollo de las zonas de frontera, pero desligadas de los requisitos de exportación contemplados en la mencionada ley. Los principales aspectos que contempla el nuevo régimen son los siguientes:

Se crea las Zonas Especiales de Desarrollo Económico Regional (ZEDER), destacando principalmente que su finalidad se inscribe únicamente en el marco del desarrollo regional y la creación de empleo, sin mencionar aspecto alguno que tenga que ver con las exportaciones.

Se consagra la reducción del impuesto a la renta y complementarios atada a los niveles de empleo generados, consultando otros incentivos similares establecidos en la legislación vigente. Esta medida se ajusta a los compromisos adquiridos por Colombia al amparo de los Acuerdos de la Organización Mundial del Comercio OMC, sustituyendo los incentivos tributarios vigentes a partir de la Ley 677, que a la fecha no han representado costo fiscal para la Nación.

JORGE HUMBERTO BOTERO
Ministro de Comercio, Industria y Turismo
ALBERTO CARRASQUILLA BARRERA
Ministro de Hacienda y Crédito Público


PROYECTO DE LEY

“por medio de la cual se crean las Zonas Especiales de Desarrollo Económico Regional”

El Congreso de Colombia

DECRETA:

Zonas Especiales de Desarrollo Económico Regional

Artículo 1°. Objeto. El objeto de esta Ley es la creación de condiciones legales especiales, para la promoción, desarrollo y ejecución de procesos de producción de bienes y servicios con el fin de impulsar el desarrollo de zonas deprimidas de frontera y la generación de empleo en el territorio nacional.

Artículo 2º. Zonas Especiales de Desarrollo Económico Regional. Créanse las Zonas Especiales de Desarrollo Económico Regional, ZEDER, en las áreas metropolitanas de Buenaventura, en el departamento del Valle del Cauca; Cúcuta, en el departamento de Norte de Santander; Valledupar, en el departamento del Cesar; e Ipiales y Tumaco, en el departamento de Nariño.

Artículo 3°. Definición. Se entiende por ZEDER, los espacios del territorio nacional correspondientes a los cinco municipios fronterizos determinados en el artículo anterior y aquellos correspondientes a los municipios fronterizos designados por el Gobierno Nacional conforme al parágrafo del mismo artículo, en los que a las nuevas empresas que allí se establezcan y cumplan los requisitos previstos en esta ley, se aplicará el régimen jurídico especial creado por ella.

Artículo 4°. Ámbito geográfico de operación. Los límites territoriales de cada ZEDER, coincidirán con los de los del respectivo municipio.

Artículo 5°. Finalidad. Al reglamentar, interpretar y aplicar las disposiciones que conforman el régimen de las ZEDER, se tendrá en cuenta que su finalidad única es la generación de desarrollo económico y especialmente de empleo del recurso humano, mediante la creación de condiciones especiales que favorezcan la concurrencia del capital privado en la forma de nuevas inversiones.

Artículo 6°. Actividades cubiertas. El régimen especial de las ZEDER se aplicará a los proyectos de inversión que satisfagan las condiciones establecidas en la presente Ley y cuya duración no sea inferior a cinco años.

Artículo 7°. Usuarios. Se considerarán usuarios de las ZEDER, las personas jurídicas nacionales o extranjeras legalmente establecidas en Colombia y con número de identificación tributaria propio, que previa verificación del cumplimiento de los requisitos establecidos en la presente Ley y sus reglamentos, sean admitidas como tales por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, y celebren el contrato de admisión a la correspondiente zona.

Artículo 8°. Requisitos de elegibilidad de proyectos de inversión. Para que un proyecto de inversión pueda ser calificado como elegible, deberá cumplir los siguientes requisitos:

1. La inversión deberá ser nueva y por tanto no podrá consistir en la relocalización de una industria nacional, extranjera o mixta.

2. La inversión deberá desarrollarse únicamente dentro del ámbito geográfico de los municipios declarados como ZEDER.

3. Los proyectos presentados durante el primer año de vigencia de la presente ley, deberán acreditar una inversión mínima valorada en cien mil dólares de los Estados Unidos de América (USD 100.000) por proyecto.

Los que sean presentados dentro del segundo año de vigencia de la presente ley, deberán acreditar una inversión mínima valorada en un millón de dólares de los Estados Unidos de América (USD 1.000.000) por proyecto.

Los proyectos que se presenten con posterioridad al segundo año de vigencia de la presente ley, deberán acreditar una inversión mínima valorada en dos millones de dólares de los Estados Unidos de América (USD 2.000.000) por proyecto.

4. La inversión deberá materializarse dentro de los primeros años del proyecto, de acuerdo con los compromisos que se asuman en el respectivo contrato de admisión.

5. Obligarse a cumplir compromisos cuantificables en materia de generación de determinado número y tipo de empleos, incorporación de tecnologías avanzadas, permanencia en la zona, producción limpia y preservación de las características económicas, sociales y culturales de la zona, según las especificaciones del proyecto.

6. Los proyectos de infraestructura física o social deberán demostrar además, que el proyecto facilitará la instalación de nuevas empresas que cumplan la finalidad de las ZEDER determinada en el artículo 5° de la presente Ley.

Artículo 9º. Documentación e información requerida. Las solicitudes de admisión al régimen especial de las ZEDER, deberán presentarse en el formulario que para el efecto determine el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y contener como mínimo, la siguiente documentación e información:

a) Descripción del proyecto.

b) Estudio de factibilidad técnica, financiera y económica del proyecto, en el que se demuestre la solidez del mismo.

c) Determinación de la composición o posible composición del capital social de la sociedad o persona jurídica responsable del proyecto.

d) Licencia o acto administrativo ambiental que corresponda, de acuerdo con la normatividad ambiental aplicable.

Artículo 10º. Calificación y admisión de los proyectos. La calificación y admisión de los proyectos, estará a cargo de un Comité de Selección establecido por el Gobierno Nacional.

Artículo 11°. Contrato de admisión. Los proyectos industriales que obtengan calificación de elegibles por parte del Comité de Selección de que trata el artículo anterior, gozarán de los beneficios establecidos en la presente ley, una vez hayan suscrito el contrato de admisión dentro del cual se definan los compromisos que asume el interesado. Para la suscripción del contrato, el interesado deberán constituir una persona jurídica bajo cualquiera de las modalidades de sociedad comercial o de economía solidaria. El Comité de Selección dispone de treinta (30) días para aprobar o desaprobar el contrato.

Los contratos serán firmados por el representante legal de la empresa, el Ministro de Comercio, Industria y Turismo, el Director de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales y el alcalde del municipio correspondiente.

También podrán ser invitados por parte del Gobierno Nacional a firmar estipulaciones especiales anexas a los contratos, otras autoridades que busquen contribuir al desarrollo de la correspondiente zona.

La aplicación del régimen especial estará condicionada, además de los requisitos señalados en los artículos tercero y octavo de la presente ley, al cumplimiento de metas fijadas en el contrato para promover la realización de los fines para los cuales se crean las zonas.

En el contrato se fijarán los compromisos, los términos y los indicadores para evaluar el cumplimiento progresivo de las metas acordadas.

La duración de cada contrato será acordada por las partes, debiendo ser como mínimo de cinco (5) años y como máximo de veinte (20) años; dicha duración podrá ser prorrogada hasta en dos oportunidades, previa evaluación del cumplimiento de los objetivos pactados. Corresponde al Comité de Selección analizar la conveniencia de tales prórrogas del régimen de acuerdo con la evaluación de los resultados obtenidos con el mismo.

Artículo 12. Auditoría Externa. Los proyectos de inversión deberán contratar una auditoría externa con una empresa de reconocido prestigio, que revisará por lo menos una vez al año los compromisos adquiridos en el contrato de admisión.

Una vez elaborados, los informes deberán ser remitidos al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y al Departamento Nacional de Planeación.

Artículo 13°. Póliza de cumplimiento y garantías. Una vez suscrito el contrato de admisión cuyo proyecto haya sido elegible, el interesado deberá constituir una garantía a favor de la Nación - Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, con el fin de afianzar el cumplimiento de todos los compromisos adquiridos en el respectivo contrato de admisión. El monto de la garantía será del diez por ciento (10%) del valor total de la inversión.

La introducción al territorio aduanero nacional sin el pago de los tributos aduaneros, de los bienes introducidos en las ZEDER, la enajenación de los mismos a personas diferentes a las autorizadas en la legislación aduanera, o la destinación a fines diferentes de los establecidos en el contrato, traerá como consecuencia la aprehensión y el decomiso de las mercancías y la aplicación de las sanciones previstas en las normas aduaneras vigentes.

Artículo 14º. Principios de funcionamiento. Dentro de las ZEDER se aplicarán los siguientes principios de funcionamiento:

1. Los beneficios del régimen especial se harán efectivos respecto de los usuarios que en el contrato de admisión se comprometan a alcanzar metas específicas en plazos determinados. En el contrato se fijarán los términos, referentes técnicos e indicadores para evaluar el cumplimiento progresivo de las metas acordadas.

Quien las incumpla podrá solicitar hasta en dos oportunidades plazos adicionales que no podrá exceder, cada uno de ellos, la tercera parte del plazo original. El comité de selección decidirá si lo concede o no y en qué condiciones.

Si persiste el incumplimiento, la Nación - Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, declarará el incumplimiento de los compromisos mediante resolución motivada, en la cual se ordenará la suspensión de todos los beneficios otorgados en el contrato respectivo, el pago de una multa hasta por el valor total de la póliza y se señalará el plazo para que los bienes que se hayan introducido sin el pago de los tributos aduaneros puedan ser reexportados o sometidos a la modalidad de importación respectiva.

2. El goce de los beneficios derivados del régimen especial también podrá ser condicionado, en el contrato de admisión, al cumplimiento de las metas en dicho documento establecidas, para promover la realización de los fines para los cuales fue creada la zona. Dichas metas podrán referirse a volumen de producción y ventas, generación de determinado número y tipo de empleos, incorporación de tecnologías avanzadas, permanencia en la zona, producción limpia y a otros aspectos económicos, sociales y culturales considerados prioritarios por las autoridades nacionales o municipales en concordancia con sus planes de desarrollo.

3. Los beneficios contemplados en el presente régimen especial podrán ser complementados por otros establecidos en leyes, ordenanzas, acuerdos, decretos, resoluciones u otros actos administrativos. En todo caso se respetará la distribución de competencias entre las entidades territoriales, y en especial la autonomía municipal. Lo anterior no obsta para que en desarrollo del principio de coordinación, las diferentes entidades territoriales concurran a la creación de condiciones administrativas, tributarias, urbanas, o de cualquier otro tipo, especiales que faciliten el cumplimiento de los fines de cada una de las zonas.

4. Dentro de las zonas las actividades de control del cumplimiento de los acuerdos contenidos en los contratos de admisión, serán de carácter posterior y estarán dirigidas exclusivamente a evaluar periódicamente los resultados alcanzados.
Dichas actividades serán ejercidas mediante mecanismos de auditoría externa privada.

5. En la ejecución de los contratos de admisión se respetarán estrictamente las normas que rigen el comercio internacional.

6. Todas las autoridades públicas procurarán facilitar el desarrollo de las actividades dentro de las ZEDER, presumirán la buena fe de sus usuarios y no exigirán requisitos adicionales a los previstos en la presente ley para otorgar los beneficios de la misma, de conformidad con los artículos 83 y 84 de la Constitución.

Artículo 15. Articulación de los niveles nacional, departamental y municipal. La Nación, los departamentos y los municipios definirán mediante acuerdos interinstitucionales los compromisos que asumirán en relación con la generación de condiciones necesarias y adecuadas para el funcionamiento eficiente de las ZEDER. Los acuerdos podrán ser diferentes en cada caso en razón de las características específicas de cada municipio. Los términos de los acuerdos institucionales correspondientes serán anexados al contrato de admisión a la respectiva zona. Cada una de las entidades territoriales, a través de las autoridades competentes, expedirá los actos administrativos unilaterales en los cuales se exprese su voluntad de cumplir cada uno de los compromisos adquiridos, así como los medios y plazos para hacerlo.

Las autoridades competentes prestarán especial atención al soporte que requieran los usuarios en materias como la construcción de la infraestructura física, el desarrollo y calidad de los servicios públicos, el funcionamiento eficiente de la infraestructura de información y comunicaciones, y la presencia y acción efectiva de servicios de seguridad. Lo anterior no obsta para que los usuarios participen en la realización de las actividades y obras correspondientes en los términos que se acuerden.

Artículo 16. Arrendamiento de Inmuebles. Las entidades de la Administración Pública podrán celebrar contratos de arrendamiento con los usuarios industriales que hayan celebrado un contrato de admisión, sobre sus inmuebles que no estén afectados al pago de sus propias obligaciones o a las de seguridad social, hasta por un término igual al de vigencia del contrato. El canon de arrendamiento corresponderá a los pagos de los impuestos y demás gastos asociados a la conservación y mejoras del respectivo terreno. En ningún caso la entidad estatal arrendadora reconocerá suma alguna por concepto de mejoras efectuadas sobre los inmuebles arrendados bajo este régimen.

La prórroga de dichos contratos de arrendamiento no podrá superar el tiempo de vigencia del contrato de admisión del respectivo arrendatario.

Artículo 17. Duración. El régimen especial de las ZEDER será de cincuenta años, al cabo de los cuales podrá ser prolongado mediante decreto expedido por el Gobierno Nacional. La prolongación de su vigencia estará sujeta a una evaluación previa de que la zona respectiva está cumpliendo con los objetivos para los cuales fue creada. Corresponde al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, o quien haga sus veces, directamente o por intermedio de un particular contratado para tal fin, efectuar la evaluación y preparar el informe correspondiente dirigido al Presidente de la República.

Artículo 18. Condiciones laborales especiales.

a) Los contratos de trabajo que se celebren entre los trabajadores y las empresas que hayan suscrito un contrato de admisión, se regirán en lo sustancial por el Código Sustantivo de Trabajo;

b) Las empresas que hayan suscrito un contrato de admisión que tengan dos (2) o más turnos de trabajo, podrán establecer jornadas cuya duración no podrá exceder de seis (6) horas diarias y treinta y seis (36) a la semana, sin que se genere recargo nocturno, ni el previsto para trabajo dominical o festivo. No obstante lo anterior, el trabajador devengará por lo menos el salario mínimo legal y tendrá derecho a un día de descanso semanal remunerado que no necesariamente debe coincidir con el domingo;

c) Para las empresas que hayan suscrito un contrato de admisión, los aportes sobre los salarios de los trabajadores vinculados directamente a dichas empresas, al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, al Servicio Nacional de Aprendizaje y a las Cajas de Compensación, serán del cincuenta por ciento (50%) de los exigibles por la legislación laboral, durante los cinco (5) años siguientes a su establecimiento, sin perjuicio del derecho de los trabajadores al total de las prestaciones y servicios que preste la respectiva entidad.

Para hacer efectiva esta disminución, el empleador deberá informar la novedad al Ministerio de la Protección Social o a quien haga sus veces, y deberá acreditar el cumplimiento de los compromisos de generación de empleo pactados en el contrato de admisión, debiendo acreditar igualmente que no ha incurrido en despidos colectivos durante los doce (12) meses anteriores. El Gobierno reglamentará lo pertinente;

d) En los contratos de trabajo suscritos entre los usuarios que hayan celebrado un contrato de admisión y sus trabajadores, será válida la estipulación de un salario integral, siempre que el trabajador devengue un salario superior a tres (3) salarios mínimos legales mensuales vigentes, pudiendo convenirse que dentro de la misma se pacte el reconocimiento de bonificaciones o comisiones por resultados operacionales de la empresa o productividad del respectivo trabajador;

e) Las Empresas Asociativas de Trabajo que se creen para atender la demanda de las empresas que hayan suscrito un contrato de admisión, tendrán como objetivo la producción, comercialización y distribución de bienes y servicios, así como la prestación de servicios individuales o conjuntos por parte de sus miembros;

f) Las empresas que hayan suscrito un contrato de admisión con el fin de desarrollar proyectos específicos en la zona, podrán suscribir convenios especiales con el Sena, o con otras entidades que permitan capacitar el recurso humano de la región y así propiciar su incorporación laboral a dichos proyectos;

g) En las empresas que hayan suscrito un contrato de admisión, se podrán celebrar contratos de trabajo con jornada limitada, los cuales se regirán por las siguientes disposiciones:

1. Se podrán celebrar para laborar hasta dieciocho (18) horas semanales, sin que la jornada pueda exceder de nueve (9) horas diarias.

2. Las partes podrán convenir el valor de la remuneración por cada hora de trabajo. El salario, además de retribuir el trabajo ordinario, compensará el valor de recargos por trabajo festivo o dominical, el de las prestaciones y beneficios tales como las primas legales, la cesantía y sus intereses, subsidios, excepto las vacaciones.

El valor mínimo de la hora diurna, será la octava (1/8) parte del valor diario del salario mínimo legal, incrementado en un cincuenta (50%) como retribución de los factores mencionados en este numeral.

3. El trabajo que se desarrolle en jornada nocturna, tendrá un recargo del treinta y cinco por ciento (35%) sobre el valor de la hora ordinaria diurna.

4. Cuando la jornada se extienda más de nueve (9) horas diarias, o de dieciocho (18) horas semanales, el trabajo suplementario se liquidará con un recargo del ciento por ciento (100%) sobre el valor de la hora ordinaria.

5. El contrato de trabajo de jornada limitada, no podrá coexistir con otro contrato de trabajo con el mismo empleador, pero el trabajador podrá celebrar con otro u otros empleadores, contrato de trabajo bajo esta modalidad, siempre y cuando se trate de empresas sin vinculación económica o societaria.

6. El contrato de trabajo, se podrá celebrar bajo cualquiera de las modalidades previstas en el Código Sustantivo de Trabajo y siempre tendrá que constar por escrito. La indemnización por terminación unilateral sin justa causa por parte del empleador comprende el lucro cesante y el daño emergente y será la siguiente:

6.1 Si se trata de un contrato a término fijo, o por duración de la obra, o labor contratada, se aplicará lo dispuesto en el numeral 3 del artículo 64 del Código Sustantivo del Trabajo, subrogado por el numeral 3 del artículo 6° de la Ley 50 de 1990; o las normas que lo sustituyan, modifiquen o complementen.

6.2 Si se trata de un contrato a término indefinido, la indemnización se determinará multiplicando por tres (3) el valor de las horas semanales pactadas, por cada año de servicios, y proporcionalmente por fracción.

7. La Seguridad Social en Salud y Riesgos profesionales del trabajador y su familia, se cubrirán con sujeción en lo regulado por la Ley 100 de 1993 o por otras modalidades de protección, previo visto bueno del Ministerio de la Protección Social o quien haga sus veces.

8. Los aportes al sistema de seguridad social en pensiones serán realizados por las horas efectivamente trabajadas; cada cuarenta y ocho (48) horas equivaldrán a una semana.

9. El empleador deberá llevar un registro de los trabajadores vinculados, en el cual anotará el nombre completo, la identificación, las horas trabajadas, los salarios pagados, las vacaciones disfrutadas.

El Gobierno podrá determinar otras anotaciones que deba hacer el empleador en el registro previsto en este numeral.

10. El trabajo consecutivo en sábado, domingo y lunes festivo, podrá extenderse hasta veintisiete (27) horas semanales, sin exceder de nueve (9) horas diarias y sin que en este caso haya lugar al recargo del numeral 5 de este artículo.

11. El contrato de trabajo por horas con jornada limitada sólo podrá celebrarse directamente entre el empleador y el trabajador. Las empresas de servicios temporales y las empresas asociativas de trabajo no podrán contratar trabajadores en misión bajo este tipo de contrato.

Parágrafo. El presente artículo es de aplicación exclusiva a las empresas que tengan vigente su contrato de admisión a las ZEDER.

Artículo 19. Régimen fiscal. Los proyectos de inversión que sean calificados como elegibles en las ZEDER, gozarán entre otros, de los siguientes incentivos:

En materia tributaria, las empresas que suscriban un contrato de admisión aplicarán el descuento del impuesto de renta y complementarios que se determina a continuación, cuando cumplan con los niveles de generación de nuevos empleos pactados en el contrato de admisión, mediante contratos de trabajo a término indefinido:

a) Los proyectos que generen entre diez (10) y treinta y nueve (39) nuevos empleos tendrán un descuento del veinte por ciento (20%) del impuesto a la renta y complementarios para el correspondiente año gravable.
b) Los proyectos que generen entre cuarenta (40) y cincuenta y nueve (59) nuevos empleos tendrán un descuento del cuarenta por ciento (40%) del impuesto a la renta y complementarios para el correspondiente año gravable.
c) Los proyectos que generen entre sesenta (60) y setenta y nueve (79) nuevos empleos tendrán descuento del sesenta por ciento (60%) del impuesto a la renta y complementarios para el correspondiente año gravable.
d) Los proyectos que generen entre ochenta (80) y noventa y nueve (99) nuevos empleos tendrán descuento del ochenta por ciento (80%) del impuesto a la renta y complementarios para el correspondiente año gravable.
e) Los proyectos que generen cien (100) o más nuevos empleos gozarán de exención total del impuesto a la renta y complementarios para el correspondiente año gravable.

Los pagos, abonos en cuenta y transferencias al exterior por concepto de intereses y servicios técnicos efectuados por las sociedades comerciales, no están sometidos a retención en la fuente ni causan impuesto sobre la renta y de remesas, siempre y cuando dichos pagos estén directa y exclusivamente vinculados a las actividades que desarrollen las sociedades usuarias de las ZEDER, para la ejecución de los proyectos.

En materia aduanera, se aplicará la normatividad especial establecida para los usuarios industriales de bienes y de servicios de zona franca, respetando y cumpliendo lo relacionado con los compromisos que se asuman en el marco del Acuerdo de Cartagena, en especial los orientados a dar aplicación a la Política Agropecuaria Común Andina (PACA) y de la Organización Mundial del Comercio, OMC.

Artículo 20. Sociedades promotoras. En cada una de las zonas podrá existir una sociedad promotora, cuya función será la de representar a estas zonas en el Comité de Selección, así como promover y facilitar la operación del régimen especial.

Artículo 21. Transitorio. Los proyectos que hayan sido admitidos en aplicación de lo dispuesto en la Ley 677 de 2001 podrán solicitar la reestructuración de los contratos suscritos con el Gobierno Nacional para ajustarlos a los requisitos, beneficios y finalidad de la presente Ley.

Artículo 22. Vigencia. La presente ley rige a partir de la fecha de su publicación y deroga el capítulo I de la Ley 677 de 2001.

JORGE HUMBERTO BOTERO
Ministro de Comercio, Industria y Turismo
ALBERTO CARRASQUILLA BARRERA
Ministro de Hacienda y Crédito Público


<< Página principal de Las ZEDER | << Cuaderno virtual (Weblog) ZEDER - COLOMBIA | www.ipitimes.com


 

© ® 2004 Arturo Coral-Folleco

Director y Jefe-Editor de Ipiales Times

Des Academies de Science de Paris et Créteil, France

Todo correo electrónico enviarlo a: ac@ipitimes.com

Asistencia / Ayuda: z@ipitimes.com