IPIALES > "Ipiales Times" | Blogs Opinión | Fotos | Turismo | Indice | Directorio Web | Noticias de Ipiales

      VIDEOS 


 

Biblioteca Virtual de Ipiales, Nariño, Colombia

Powered by www.ipitimes.com® / New York - © 2007

Director y jefe editor: Arturo Coral-Folleco

Departamento de Nariño, República de Colombia, Sur América


2007

 

VEGETACION - IPIALES

Características Físico Bióticas
Municipio de Ipiales, Nariño, Colombia

 

Vosque tropical por Joan Irish

 

Teniendo en cuenta los elementos climáticos como: temperatura, precipitación y evapotranspiración que se manifiesta en el área y las características homogéneas de la vegetación con relación a la altitud, se estructuraron las zonas de vida aplicando el método clasificatorio de Holdrige citado por Espinal y Montenegro (IGAG. 1977), el cual se elaboró para el manejo de grandes zonas boscosas desde el punto de vista forestal, permitiendo encontrar en el municipio de Ipiales las siguientes zonas de vida:

A. Bosque muy húmedo tropical (bmh-T).

Comprende una superficie de 256 Km² y tiene una temperatura media de 25 ºC., con un promedio de 4.000 mm. de precipitación. Se encuentra comprendido entre los 0 y 1.000 m.s.n.m. El bosque primario es uno de los más complejos por su variedad; los árboles se distribuyen en varios estratos alcanzando alturas de 35 a 40 mts. El ambiente y humedad de temperaturas altas, hacen posible la existencia de numerosas plantas epífitas, las cuales se distribuyen sobre las ramas y los troncos, formando verdaderos tapices que cubren por entero los árboles (helechos, musgos, eráseas, bromeliaceas, orquídeas, líquenes, etc.).

Completan la estructura del bosque abundantes palmas, bejucos, trepadoras y árboles como: Pino, Amarillo, Pino Blanco, Medio Comino, Pandala, Caucho Negro, Barbasco, Balso, Chonta, Chontaduro, Guadua, Cáñamo, Sande, entre otros; los cuales están siendo altamente intervenidos por parte de los colonos.

En las partes más altas del bmh-T, todavía conserva su cubierta selvática, pero en las planicies aluviales formadas por los ríos Churuyaco, Rumiyaco y San Miguel, se ha tumbado el bosque dando paso a la ganadería extensiva, cultivo de coca y algunos cultivos de yuca, papa, frijol, plátano, caña panelera y
chontaduro. La actividad más representativa en esta zona es la extracción de leña, carbón y madera.

B. Bosque pluvial premontano (bp-PM).

Se encuentra en el pie de monte de la cordillera Centro Oriental y tiene como límites climáticos una temperatura entre los 18 y 24 ºC., y un promedio de lluvias que esta por encima de 4.000 mm., con una superficie de 494 Km².

Esta zona es altamente lluviosa por influencia del relieve, ya que la cordillera Palacios sirve de barrera al aire húmedo que viene de la amazonía, el cual al chocar sobre las laderas se precipita, produciendo humedad en la atmósfera y al bosque natural.

Esta zona se caracteriza por presentar una topografía quebrada con un rango aproximado entre los 1.000 y los 1.900 m.s.n.m. La vegetación natural es relativamente alta donde existen abundantes musgos, líquenes, quiches, orquídeas, helechos y trepadoras que crecen sobre los árboles y arbustos junto con las palmas que crecen en medio de la densa vegetación.

Las características bioclimáticas y la ausencia de vías de comunicación limitan los asentamientos humanos y los pocos que existen son originados por el interés de la explotación forestal.

C. Bosque muy húmedo montano bajo (bmh-MB).

Esta formación se ubica en la franja que ocupa la cordillera Palacios, y tiene como límites climáticos una biotemperatura media aproximada entre 12 y 18ºC., (IGAG. 1977) y un promedio de lluvias anual de 2000 a 4.000 mm., y un rango altitudinal de 1.900 a 2.900 m.s.n.m. Estos elementos juntos con la escasa
evapotranspiración ocasiona una humedad permanente en los suelos y la vegetación debido a la influencia de la orografía al servir las montañas de barreras de condensación a masas de aire húmedo, lo cual provoca frecuentemente la formación de densas neblinas y mantos de nubes que arropan las cordilleras.

Abarca una extensión de 490 Km² y se caracteriza además por poseer una vegetación que alcanza una elevada estatura y cuenta con una gran diversidad de especies. Los árboles se distribuyen en varios estratos y el epifitismo es una condición muy acentuada en forma de quiches (bromeliáceas), musgos, líquenes, orquídeas, lianas, aráceas trepadoras. Entremezclados en la masa arbórea se levantan las palmeras, los helechos arborescentes o zarros.

La actividad agrícola en esta zona es incipiente, las bajas temperaturas, lo abrupto del terreno y la humedad del suelo no permiten con facilidad la ampliación de la frontera agrícola; pero a pesar de ello se ha iniciado un proceso de deforestación por parte de algunos colonos que han emigrado de distintos lugares de Nariño y Ecuador. El bosque nativo se conserva relativamente en un 96%.

D. Bosque húmedo montano (bh-M).

El Bosque húmedo montano tiene como límites climáticos una biotemperatura media aproximada entre 6 y 12 ºC., un promedio anual de lluvias de 500 a 1.000 m.m. (Espinal, S. y Montenegro, E., 1977: 166). Se inicia a una altura aproximada a los 3.000 m.s.n.m. (con variaciones de acuerdo a las condiciones locales).

Abarca una extensión de 279 Km², formación que se caracteriza por la poca presencia de lluvias anuales y clima húmedo, debido a que la baja temperatura determina una poca evotranspiración y puede crearse así un ambiente de moderada humedad. Existe una gran oscilación de temperatura entre el día y la noche, descendiendo en ocasiones a menos de 0 grados centígrados, ocasionando las temidas heladas.

La fisonomía de estos subpáramos de los Andes se caracterizan por presentar valles estrechos entre picachos rocosos, recorridos por ríos en formación. La vegetación nativa ha sido muy destruida por el hombre que ha cultivado parte de estas tierras por varios años.

La vegetación de este bosque esta formada por encenillos asociados con otros arbolitos o arbustos de páramo. Sobre el prado de gramíneas crecen los frailejones, plantas en forma de roseta y especies herbáceas. El bosque con estas características se lo encuentra en la parte alta del municipio, especialmente en los cerros El Cultún, cerro Francés, cerro Palacios, páramo de Mueses, cerro Troya y el cerro La Quinta.

El clima y los suelos en esta formación son favorables para algunos cultivos que toleran las bajas temperaturas y de esta manera en los terrenos planos, ondulados y relativamente pendientes se cultiva trigo, cebada, maíz, papa, alverja, haba, cebolla y en las praderas de gramíneas nativas se fomenta la ganadería vacuna.

En la actualidad en esta zona, se presenta un alto índice de deforestación se ha reemplazado por la vegetación nativa con cultivos agrícolas, especialmente el cultivo de la papa, no siendo conveniente este uso, puesto que la zona no presenta vocación agrícola, es recomendable conservar y reforestar con plantas nativas para preservar no solamente las fuentes hídricas, sino también la flora y la fauna de la región.

E. Bosque seco montano bajo (bs-MB).

Se encuentra esta formación en las vertientes del Guáitara y altiplanicie de Ipiales con una extensión de 127 Km². Tiene como límites climáticos una biotemperatura media entre 12 y 18 ºC. aproximadamente, con un promedio anual de lluvias de 500 a 1.000 mm., a una altura de 2.000 a 3.000 m.

Se caracteriza por presentar un relieve levemente ondulado y las temperaturas un tanto cálidas durante el día, descienden en la noche, cuyas oscilaciones en los veranos llegan a ser acentuadas, causando heladas y produciendo debastadores efectos en los cultivos. El clima es muy favorable para el asentamiento humano,
esto explica la presencia de muchas comunidades indígenas pre-colombinas (pastos).

El equilibrio de la evapotranspiración y el agua de lluvia, favorece la conservación de la fertilidad de los terrenos al no permitir un fuerte lavado de ellos. El clima es relativamente suave y muchos de los suelos son los más productivos de Nariño, lo que permite una agricultura intensiva en las zonas planas, onduladas y de pendientes moderadas; con cultivos de papa, trigo cebada, maíz, hortalizas (cebolla, arveja, haba, repollo, remolacha, zanahoria, lechuga).

La continua intervención humana ha modificado de manera permanente la vegetación original y muchas especies nativas han desaparecido. Se han urbanizado grandes áreas, otras se las ha dedicado a las actividades agrícolas, obteniendo una elevada concentración urbana y rural de la población.

La vegetación predominante en el municipio de Ipiales se compone por diversidad de especies que han crecido en los diferentes pisos térmicos existentes, las cuales se encuentran representadas por especies herbáceas arbústicas y arbóreas.

 

Julio Ramón Jácome Benavides / Artur Coral-Folleco, ipitimes.com® /Nueva York © 2007

 

 


"Ipiales Times" | Blogs Opinión | Fotos | Turismo | Indice | Directorio Web | Departamento de Nariño, Colombia

Revista "Nariño"


Enviar todo E-Mail a: ac@ipitimes.com