IPIALES > "Ipiales Times" | Noticias y medios de Colombia | Indice | Directorio Web

COLOMBIA AC-F

SOBRE EL CARNAVAL DE IPIALES Y LA PROVINCIA

Carnaval de Negros y Blancos de Ipiales

6 de enero de 2007
Powered by www.ipitimes.com® /New York - © 2007

Director y jefe editor: Arturo Coral-Folleco

Departamento de Nariño, República de Colombia, Sur América

 

 

 

PROPUESTAS PARA EL CARNAVAL DE IPIALES 2007


por Bernardo Andrade T*.

 

Bernardo Andrade T. Historiador activo en el Carnaval de Ipiales y la Provincia. Ipiales, 6 de enero de 2006. Foto por Arturo Coral-Folleco /NOTICIAS AC-F /ipitimes.com.


El carnaval andino de Negros y Blancos, constituye la más auténtica expresión de la identidad y de la cultura popular del nariñense, se realiza de 2al 6 de enero, en los 51 municipios de NARIÑO, AL SUR DEL Cauca, norte del Valle y algunas poblaciones del putumayo; pero es especial en San Juan de Pasto, e Ipiales y la Frontera.

El carnaval es una amalgama de festividades, ritos y costumbres del macizo andino del sur occidente colombiano, su origen se remota a las saturnales del Imperio romano, las celebraciones cristianas traídas por los españoles; las tradiciones y lúdica de los afrodecendientes y los rituales de nuestros indígenas; ese sincretismo que se perpetúa en el tiempo, en el tiempo, en la idiosincrasia de nuestras gentes y las ancestrales tradiciones populares.

La fiesta se arraigó en nuestra comarca a finales del siglo XIX y se estructuró en la segunda década de la centuria que pasó, expandiéndose en todo su esplendor en los últimos tiempos a toda la comarca del sur de Nariño y otras regiones.
A pesar de todo, el carnaval del nuevo milenio se tiene que visualizar hacia el futuro, proyectarse con la más amplia configuración internacional, obviamente con la temática regional y universal. (Se hace urgente la creación de la corporación de carnaval, ferias, turismo y fiestas populares; declararlo como patrimonio cultural de la nación; crear el reglamento y el Estatuto del carnaval, entre otras).

Connotaciones, elementos y simbología. Si se quiere modernizar se debe profundizar en sus diferentes aspectos, así: en su dimensión socio cultural, en cuanto a movilización masiva de muchedumbres; las representaciones de temas de folclor y de las tradiciones populares que serán homologadas con la temática universal.

En su dimensión científica, existen investigadores que han creado la teoría del carnaval, con documentos escritos y visuales que deben ser difundidos en las instituciones educativas y artesanas, a través de la cátedra del carnaval.

Dimensión económica, son muchas las industrias, microempresas, trabajadores informales y un sin número de hoteles, restaurantes, comercio, transportes; el turismo en general, que se benefician del certamen; se mueve varios millones de pesos en este evento.

Símbolos del carnaval: el sol de los pastos, el matachín, -oso de musgo que espanta la tristeza-, el diablo dador de alegría; el maíz, la papa, la quinua, el cuy, la chicha, el champús, que dan energía. Los danzantes, la careta, los disfraces, el cosmético que desdobla la personalidad y libera energía en el ser humano, etc.

Los elementos de la tierra, que es importante visualizar: el agua generadora de vida y fuerza renovadora, indispensable para la humanidad; 28 de Diciembre: el fuego símbolo de purificación; el 31; la tierra: la fertilidad del suelo; el 5 de enero; el aire, significa liberación al expandir talco, serpentina, espuma; 6 de enero, etc.; elementos que configuraron el universo en tiempos primitivos. Elementos del carnaval: su temática, los artesanos, el desfile, los espectadores, la internacionalización, los organizadores, la difusión, etc.

Las innovaciones, constituyen la actualización a la época contemporánea del carnaval. Sus organizadores deben democratizar el certamen, apoyar las iniciativas que buscan el mejoramiento cualitativo del carnaval con miras a encumbrarlo sitial de los mejores del continente.

El carnaval es un evento de gran significación para las sociedades antiguas y modernas, cuya realización resume sus creencias, costumbres, tradiciones, arte y cultura e historia de los pueblos en sus distintas épocas de la civilización.

Al incrementarse en ciertas zonas específicas de la geografía nacional. Adquiere más relevancia, toda vez que en otros lugares (como: Cali, Bogotá, etc.), se efectuaron, pero por la composición social desaparecieron por siempre, con la nostalgia de sus protagonistas. De allí que “el carnaval” de Ipiales (no los carnavales como algunos afirman) debemos preservarlo, impulsarlo, decantarlo, democratizarlo ara bien de la región y de sus habitantes.

Propuestas:

1. Declaratoria de patrimonio cultural de la nación, para el Carnaval de Ipiales y la frontera. Por llenar los requisitos en su presentación y desarrollo del evento (originalidad, creatividad, preservación de las raíces culturales autóctonas, valoración del arte y la cultura). La masificación y participación popular de las gentes; la trascendencia internacional del certamen, etc.

2. Crear el Estatuto del artesano, e acuerdo a la ley general de cultura de 1997; para que se beneficien en los aspectos de salud (carné del SISBEN), vivienda (subsidios), educación (becas, capacitación, cupos estudiantiles), jubilación (cotización a los seguros con subsidios), creación de talleres, como reconocimiento a su talento, creatividad, sacrifio, civismo, cultura del carnaval hacia la sociedad y su región.

3. Crear la Corporación de carnales, ferias, turismo y fiestas populares. Reestructurar la programación haciendo énfasis en el 3 y 6 de enero, que son el eje central, por su presentación; para lo cual se debe variar el recorrido ( hacerlo por la vía panamericana entre el Hospital Civil y el barrio San Vicente); - aducen que es arteria nacional, pero tienen otras alternativas…- los indígenas cuando quieren la cierran!-

4. Estimular a los cultores del carnaval con una premiación hasta el décimo quinto puesto, en todas las modalidades de concurso, (no esperar que los artesanos de sus pocos recursos patrimoniales- los de su supervivencia-, inviertan en el carnaval, esto es absurdo e inhumano!; invertir el 50% del presupuesto programado en los artesanos: ya es hora de crear la Corporación de Carnavales otros pueblos más pequeños que el nuestro la tienen -, para la organización general del certamen que será una fundación cultural autónoma con prosupuesto mixto 8aporte oficial y privado, y de varias actividades).

5. Crear el reglamento general del carnaval, con explicación detallada y conceptual del evento. Elegir la reina del carnaval por concurso, la participación es popular es importante, debería realizarse cada 27 de Diciembre.

6. Crear el concurso de las mil caras del carnaval, para el 30 de diciembre como consecuencia o resultado de la cátedra o escuela del carnaval por concurso realizado en las instituciones educativas y diversos cursos para adultos y niños, en la cual se pondría énfasis en la presentación de la careta, máscara disfraces, pinturas especiales; realizado en papel, pintura, etc. El eslogan sugerido podría se: “la máscara es la magia del carnaval”. – aquí hacemos teatro; aunque la comedia sirve para ridiculizar la sociedad o os gobernantes-. Toda participación debe tener el 50% de composición plástica.

7. Crear el concurso de anitos viejos para los niños, en papel o tamo (que no contaminan el ambiente-sin pólvora-), y exhibirlos; evitar prenderles fuego, costumbre que debe ser erradicada para los próximos años.

8. Explicar que el término “año viejo” es el correcto, y no el de “monigote acepción ecuatoriana, o monicongo denominación, “Taita Puru” del Cauca, etc. Lo mismo él término “carnestolendas” que es fiesta cercana a la cuaresma. Que la temática, al igual que el de los testamentos y viudas sea abierta a la crítica de personajes y sucesos del año que termina, que es la esencia de la programación.

9. El 1 y 2 de enero crear el festival de la gastronomía regional, una oportunidad para saborear los platos típicos regionales, adscrito al carnaval internacional del cuy.

10. Promover programas alternativos culturales, artísticos, deportivos como una opción para turistas y visitantes, como: exposiciones de pintura, fotografía, artesanías, gastronomía organizar el museo, y un archivo visual y escrito. El carnaval no solo es rumba y licor sino es cultura y turismo, y debe prevalecer en el espíritu de sus gentes. Impulsar el 28 de diciembre el concurso de la juegos tradicionales (carros de salineras, rondas, la chaza, las bolas, los sumbambicos, etc.), las bromas, los cuenta chistes de antaño; impulsar los concursos de villancicos, de murgas, pesebres ecológicos, arreglo de vitrinas, iluminación del mejor barrio, avenida, calle o casa, en diferentes fechas de diciembre, organizada por la Alcaldía, el comité de eventos, la cámara de Comercio de Ipiales, con patrocinio del comercio, la banca, etc.

11. Crear conciencia entre los Municipios vecinos, con sus autoridades y habitantes de la criticable acción de “echarse agua” el 28 de diciembre; costumbre ecuatoriana que debemos erradicarla, ahora más que nunca cuando debemos cuidar el agua, recurso que se agota: motivación que debe hacerse extensiva a la ciudad de Pasto.

12. Proponer y sustentar la participación de la empresa privada: bancos, centros y casa comerciales, bodegas, almacenes, talleres, instituciones educativas, la radio, la televisión, para que inviertan en el carnaval, financiando la escuela del carnaval, orquestas, iluminación, subsidio a los artesanos, etc.

13. Proponer la compra dela tarima (escenario y sonido), (con recursos de crédito) para la presentación de orquestas y demás eventos regionales. (El costo, por este ítem. Del contrato a 2005, fue de 90 millones de pesos).

14. Revaluar “El carnavalito”, como escuela, o semillero, de futuros artesanos; motivar la participación de las instituciones educativas. Revaluar la familia Ipial, para que presente estampas del Ipiales de ayer y de hoy o, nuestros ancestros en distintas épocas, con la creatividad y talento del artesano ipialeño y nariñense.

15. Concientizar a la ciudadanía de la importancia económica, turística, social, cultural del carnaval de Ipiales y la provincia, como patrimonio cultural de la nación, para lo cual se debe participar con entusiasmo en reuniones, talleres, cursos, conferencias, seminarios, y crear la cátedra y el diplomado del carnaval en los colegios, escuelas, y en la universidad, (asimilar lo que hace la Universidad de Nariño para la ciudad de Pasto) para que asistan además: jurados, periodistas, fotógrafos, empresarios, investigadores y demás interesados en el evento.

16. Propender porque los microempresarios del carnaval se organicen (con capital de crédito) para le suministro de materia prima y la confección masiva de caretas, 2años viejos”, sombreros, ruanas, disfraces, gafas, cosméticos, talco, carioca, serpentina, confeti, vinos; al igual que la microempresa de comidas rápidas; los comerciantes, la hotelería, restaurantes, el transporte en general.

17. Visualizar la creación de la senda del carnaval – vía panamericana- para el 2007; en el 2010 debería inaugurarse la plaza del carnaval, si es que somos futuristas, diferentes al parque 20 de julio; esta se ubicaría en el área de la escombrera (carrera cuarta con calle 24) con parque recreativo y amortización adicional.

Nombre del Archivo: Propuesta 1.doc.

EL CARNAVAL INDUSTRIAL CULTURAL

por: Diana Isabel Pastas Bustos*

Carroza del 6 de enero de 2007, DIA DE BLANCOS del Carnaval de Ipiales y la Provincia.

Foto por Arturo Coral-Folleco /NOTICIAS AC-F /ipitimes.com.


Teniendo en cuenta que a través de la cultura se expresa el hombre, arranca conciencia de sí mismo, cuestiona sus realizaciones, busca nuevos significados y crea obras que trascienden, se puede expresar que los eventos y festejos populares son un conjunto de rasgos distintivos, espirituales, materiales, e intelectuales y afectivos, que caracterizan a nuestra sociedad, que engloban además nuestros modos de vida, ceremonias, arte, invenciones, tecnología, sistemas de valores, tradiciones, creencias y derechos fundamentales del ser humano.

Lo anterior se traduce en los carnavales de negros y blancos, que son fiestas multitudinaria que año tras año disfrutamos y que perviven en el imaginario colectivo gracias a la tradición oral, visual, y artesanal que a lo largo de su historia han logrado transmitirnos la esencia de nuestras raíces andinas, así como el aprecio, respeto y consideración por los artesanos, quienes de forma empírica han logrado desarrollar las técnicas necesarias para el moldeado y composición de sus obras; sin embargo debemos reflexionar sobre cómo se han efectuado estas festividades, y hacia donde las vamos a dirigir; si las vamos a seguir tomando como las festividades de integración de la Provincia de Obando, - cosa que se ha logrado en estos 15 años y se deberá fortalecer-o, por lo contrario, pretendemos que nuestro carnaval sea reconocido a nivel nacional. Cuando se tenga en claro estas dos opciones, iniciaremos a creas diferentes procesos para tal efecto.

La situación actual respecto a este punto, es que como fiestas provinciales se deben ejecutar algunas correcciones que van encaminadas a los métodos organizativos y de ejecución para lograr optimizar el trabajo de los artesanos, y su representación en el espectáculo visual de los carnavales, en primera instancia en un nivel regional para que pueda convertirse en un producto turístico y proyectar todos sus atractivos hacia el interior del país, que beneficiaría económicamente al sector turístico y comercial de la ciudad.

Y si por el contrario queremos todos los ipialeños que nuestras festividades tengan un reconocimiento a nivel nacional, debemos de iniciar por replantear todo el esquema bajo el cual ha venido funcionando el carnaval, debemos de iniciar por replantear todo el esquema bajo el cual ha venido funcionando. Métodos organizativos tales como:

Por parte del comité de eventos y festejos populares: la creación de un patente y/o documento ene l que oficialmente se le reconozca a cada artesano la invención de su obra y los derechos que de ella derivan, para que este al realizar la inscripción de su número se sienta seguro de la presentación del diseño, composición y paleta de colores a emplear.

Diseño: remitiéndome a la esencia de las creaciones basadas en el ingenio y planeación que debe tener un proyecto para que sea viable, seguro y funcional tanto para quien lo realiza como para quien disfruta de ello.

Composición: disposición de figuras dentro de las dimensiones fijadas por cada autor en la construcción de su obra.

Paleta de colores: teniendo en cuenta el contraste, el brillo y la saturación con respecto a la luz exterior para la modalidad de carrozas, vestuarios, maquillaje y accesorios de los motivos y participantes comprometidos (puesto que ante toda la representación que cada persona hace dentro de un evento colectivo. Es un compromiso y una responsabilidad, clara y concreta) en los diferentes días de carnaval en os que se vería beneficiada culturalmente la ciudadanía local y visitante.

¿Qué se lograría con ello?... Erradicar el temor al plagio de ideas en las realizaciones artesanales así como la certeza de que las figuras no han sido recicladas, además con ello la veeduría vigilara el correcto y honesto trabajo de los artesanos se convierte en un organismo guía con la facultad de supervisar y asesorar posibles inconvenientes que se puedan presentar a nivel artístico (color, composición, forma) y mecánico 8movimiento y manipulación de los motivos) por consiguiente este ente regulador estaría compuesto por 3 o más personas idóneas en los temas anteriormente nombrados: un Artista plástico, un ingeniero mecánico, un diseñador gráfico e industrial.

De esta manera alcanzaremos la excelencia para proyectar y promocionar este evento dentro y fuera del territorio nacional a lo largo del año, labor que desempeñaría el comité de eventos y festejos, apoyado en la imagen amable y cordial de una reina, elegida en un consenso popular, comprometida con la promoción de los carnavales de Ipiales al interior de la nación y en un futuro no muy lejano en el exterior, consiguiendo una afluencia turística y económica.

Con respecto a los Medios de Comunicación sabemos que su importancia radica en asumir la responsabilidad de informar, entretener y promover el análisis de una información, más no emitir comentarios impertinentes y que puedan dañar la imagen del evento. Deben compenetrarse con el artesano en su alegría y tristeza del trabajo.

Es por ello que proponemos y convocamos a los directores, tanto de radio como de la televisión, a capacitar a sus reporteros en la transmisión y presentación de los eventos con el estudio del lenguaje audiovisual que le permitirá desarrollar guiones y libretos, fundamentados en la investigación y análisis, plenos de la historia, características de los participantes y motivos que se inscriben en los carnavales, para que no se subestime al público que recibirá así una información verás y autentica, que resalte nuestros valores y buenas costumbres. Busquemos, pues, en las raíces de nuestra identidad el método para lograr la fidelidad de la audiencia
que pide cultura y no una burla provocada por los mismos medio, y lo hace, porque siente la necesidad de informarse de los acontecimientos, para así controlar su entorno y el tiempo disponible para sus desplazamientos y ubicación para admirar las obras artesanales.

En cuanto con estas propuestas pretendo contribuir a la proyección integral de los carnavales a partir de la vivencia interpersonal para erigir una sociedad productiva que organice una industria cultural a partir de la organización de su identidad.

* Departamento de COMUNIDADES Y Mercadeo. Cooperativa De Transportes y
Servicios “20 De Julio”

Colombia >>


"Ipiales Times" | Noticias y medios de Colombia


Enviar todo E-Mail a: ac@ipitimes.com