IPIALES, Nariño, Colombia
 
 
 


Artur Coral-Folleco, publicando para la Internet en Nueva York, desde 1993.

PLAN BASICO DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL DEL MUNICIPIO DE IPIALES

MUNICIPIO DE IPIALES

PLAN BASICO DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL

DOCUMENTO RESUMEN EJECUTIVO

DEPARTAMENTO DE PLANEACION MUNICIPAL


LOCALIZACIÓN DEL MUNICIPIO DE IPIALES - PARTE II


LIMITES DEL MUNICIPIO DE IPIALES
 

2. LIMITES DEL MUNICIPIO DE IPIALES

2.1 CON LA REGIÓN ORIENTAL

2.2 DIVISIÓN TERRITORIAL

2.3 LÍMITES MUNICIPALES

<< Foto: Puente Internacional de Rumichaca en Ipiales. Frontera colombo-ecuatoriana. Por Arturo Coral-Folleco

2.3.1 Entre los municipios de Ipiales y Aldana

2.3.2 Entre los municipios de Ipiales y Córdoba

2.3.3 Entre los municipios de Ipiales y Cuaspud

2.3.4 Entre los municipios de Ipiales y El Contadero

2.3.5 Entre los municipios de Ipiales y Gualmatán

2.3.6 Entre los municipios de Ipiales y Potosí

2.3.7 Entre los municipios de Ipiales y Puerres

2.3.8 Entre los municipios de Ipiales y Pupiales

2.3.9 Entre los municipios de Ipiales y la República del Ecuador

 


2. LIMITES DEL MUNICIPIO DE IPIALES

Para los límites del municipio de Ipiales, se hace necesario mencionar la normatividad que ha conllevado a delimitar el territorio del municipio de Ipiales.

Ipiales tiene como límites los municipios de:

NORTE: Pupiales, Gualmatán y Contadero.
SUR: la República del Ecuador.
OCCIDENTE: Aldana, Carlosama, y la República del Ecuador.
ORIENTE: Puerres, Córdoba, Potosí, y el Departamento del Putumayo.

2.1 CON LA REGIÓN ORIENTAL

Se toma como punto de partida la Ley 26 del 16 de septiembre de 1943, para ir comprendiendo los límites del municipio de Ipiales, ley que fija en primera instancia los límites del departamento de Nariño con la región oriental que en su Artículo 1. Sostiene “Desde la vigencia de la presente Ley, los límites del Departamento de Nariño con la región oriental serán los siguientes: desde el cerro del Bordoncillo en la Cordillera oriental, por el páramo de San Antonio y el ramal de cordillera que divide las aguas que van al Putumayo de las que van al lago La Cocha y río Guamués, hasta el volcán de Patascoy, aguas abajo hasta su confluencia con el río Guamués, de allí en línea recta a la fuente principal del río Churuyaco y por este aguas abajo hasta su confluencia con el río San Miguel, límite con el Ecuador”.

2.2 DIVISIÓN TERRITORIAL PRIMARIA

La Asamblea de Nariño expide la Ordenanza No. 40 del 12 de junio de 1.944, por la cual se divide, entre varios distritos, el territorio anexado al departamento por la Ley 26 de 1.943, que en su artículo séptimo dice: “Se agrega al distrito de Ipiales desde la altura de la Serranía del Francés, por el Cerro Palacio, hasta el origen del río Churuyaco; de éste, aguas abajo hasta su desembocadura en el río San Miguel, limítrofe con el Ecuador; aguas arriba de San Miguel, hasta el Cerro Paz, antiguo término del Distrito”.

2.3 LÍMITES MUNICIPALES

Para una ilustración de los límites de Ipiales con cada uno de los municipios, se transcriben a continuación la descripción de cada uno de ellos tomando como base el acta de deslinde elaborada por el Instituto Geográfico Agustín Codazzi en virtud del Artículo Segundo de la Ley 62 de 1.939.

2.3.1 Entre los Municipios de Ipiales y Aldana

Con base en la Resolución No. 77 de 1.973, emanada del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, se nombra una comisión para fijar este límite, que en acta elaborada el 18 de mayo de 1.973 se concluye:
1. Que no existe ninguna ley, ordenanza, decreto u otro documento legal que fije los límites entre Aldana e Ipiales. En una compilación de límites se cita la Ordenanza No. 11 de 1.911 pero su texto auténtico no se conoce.
2. Que la descripción de la línea divisoria es la siguiente: “Partiendo de la terminación del lindero que separa el predio de la Nación (Aeropuesto de San Luis) (sic) con el predio de Doña Dora Miryam Rosero de Centella sobre la quebrada Chapuesmal, donde concurren los territorios de Pupiales, Aldana e Ipiales, se sigue la zanja que sirve de lindero a los predios de Doña Dora Miryam Rosero de Centella, Manuel Vásquez y Tarcisio Villamil (todos en territorio de Ipiales) y a la vez los separa de los predios de propiedad de la Nación, hasta encontrar el carreteable que de la carretera Ipiales – Guachucal conduce a Puente Negrito; se continúa por el borde norte de este carreteable hasta encontrar la zanja que marca el lindero del predio Alfajor de Colombia, Pantoja Bolaños (Ipiales) la que se sigue hasta la carretera Ipiales – Guachucal. Se continúa por el borde oriental de la carretera hasta hallar la tapia que encierra la escuela de San Luis (Aldana y luego por esta y siguiendo el antiguo callejón hasta su terminación hasta la carretera Ipiales – Guachucal luego de encerrar el predio de Roselino Bolaños, (Aldana). Se cruza la carretera y se sigue su borde occidental, hasta encontrar el camino actual que sigue al boquerón de Puenes y por todo el lindero de los predios de Jorge Mera y Herederos (sic) de Tomas Bastidas (Ipiales) hasta su terminación en el río Blanco, donde concurren los territorios de Aldana, Ipiales y Cuaspud (Carlosama) fin de la línea descrita”.

2.3.2 Entre los municipio de Ipiales y Córdoba

Con base en la Resolución No. 776 de junio 30 de 1.972, emanada del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, se nombra una comisión para este deslinde de la cual se elabora el acta con fecha 8 de noviembre de 1.972, dejando en constancia lo siguiente:

1. Que existe la Ordenanza No. 40 de 1.944 que habla sobre los límites municipales de Córdoba.

2. Se aclaran los límites de dicha Ordenanza con base en el Artículo 12 del Decreto 803 de 1.940 cuyo lindero queda así: “ Partiendo de la desembocadura del Río Tescual en el Río Guáitara, lugar de concurso de los Municipios de Ipiales, Puerres y Córdoba; se sigue por el Río Guáitara a aguas arriba hasta donde le desemboca el Río Chiguaco lugar de concurso de los municipios de Córdoba, Potosí e Ipiales”.

2.3.3 Entre los municipios de Ipiales y Cuaspud

Con base en la Resolución No. 77 de 1.973, emanada del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, se nombra una comisión para este deslinde de la cual se elabora el acta con fecha 5 de abril de 1.973, dejando en constancia lo siguiente:

1. Que no existe ninguna ley, ordenanza, decreto u otro documento legal que fije los límites entre Aldana e Ipiales. En una compilación de límites se cita la Ordenanza No. 11 de 1.911 pero su texto auténtico no se conoce.

2. Que la descripción de la línea divisoria es la siguiente: “Partiendo de la terminación de la zanja que marca el lindero entre los predios de Miguel Ortega (Aldana) y Herederos (sic) de Tomas Bastidas (Ipiales) sobre el río Blanco, punto donde concurren los territorios de Ipiales, Cuaspud y Aldana, se sigue el cauce del río Blanco hasta su desembocadura en el río Carchi, donde concurren los territorios de Ipiales, Cuaspud (Carlosama) y Tulcán (República del Ecuador), fin de la línea descrita”.

2.3.4 Entre los municipios de Ipiales y El Contadero

Con base en la Resolución No. 776 de junio 30 de 1.972, emanada del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, se nombra una comisión para este deslinde de la cual se elabora el acta con fecha 16 de octubre de 1.972, dejando en constancia lo siguiente:
1. Que existe la Ordenanza No. 11 de 1.911 que define los límites entre estos municipios
2. Que con base en el Artículo 12 del Decreto 803 de 1.940 se aclara este lindero el cual queda de la siguiente manera: “Partiendo de la desembocadura del Río Boquerón en el Río Guáitara lugar de concurso de los Municipios de Contadero, Puerres e Ipiales; se sigue por el Río Boquerón aguas arriba hasta donde la desemboca la Quebrada Cofradía o Boyacá, lugar de concurso de los municipios de Contadero, Ipiales y Gualmatán”.

2.3.5 Entre los municipios de Ipiales y Gualmatán

Con base en la Resolución No. 776 de junio 30 de 1.972, emanada del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, se nombra una comisión para este deslinde de la cual se elabora el acta con fecha 30 de octubre de 1.972, dejando en constancia lo siguiente:

1 Que no existe un documento legal que hable exactamente sobre la delimitación de estos Municipios.

2 Que existe una ley perfectamente definida y aceptada desde tiempo atrás por ambos municipios, cuya descripción es la siguiente: “Partiendo de la confluencia de las Quebradas Doña Juana y Cuatis que forman el Río Boquerón, lugar de concurso de los Municipios de Gualmatán, Contadero e Ipiales; se sigue por el río Boquerón aguas abajo hasta donde le confluye la Quebrada Cofradía o Boyacá, lugar de concurso de los Municipios Contadero, Ipiales y Gualmatán”.

2.3.6 Entre los municipios de Ipiales y Potosí

Los linderos con el municipio de Potosí se describen de la siguiente manera: partiendo del punto anteriormente nombrado, (hace referencia con el del municipio de Córdoba), el límite sigue por la cima de los montes en dirección sureste hasta el cerro Francés, de aquí toma dirección noroeste, por la cima de los montes, hasta el cerro San Francisco, de aquí, también por la cima de la cordillera, hasta el punto denominado el Consuelo o Mirador sobre la carretera de Ipiales-La Victoria, de aquí hacia el occidente, por la cima de los montes, hasta el cerro Negro, de aquí sigue hacia el nor-occidente hasta el nacimiento de la quebrada paja Blanca, por la cual sigue, aguas abajo, hasta la vereda de Cárdenas, donde esta quebrada corta la carretera Ipiales-La Victoria, y de aquí sigue por la misma quebrada, que ya toma el nombre de quebrada Cutúaquer, por la cual sigue, aguas abajo, hasta su desembocadura en el río Guáitara o Carchi, por le cual sigue, aguas abajo, hasta donde le confluye, por el lado derecho, la quebrada Chiguacos, punto de contacto de los municipios de Potosí, Ipiales y Córdoba.

2.3.7 Entre los Municipios de Ipiales y Puerres

Con base en la Resolución No. 776 de junio 30 de 1.972, emanada del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, se nombra una comisión para este deslinde de la cual se elabora el acta con fecha 23 de octubre de 1.972, dejando en constancia lo siguiente:

1. Que no existe documento legal que fije exactamente la línea limítrofe entre estos municipios.

2. Que existe una línea perfectamente definida ya aceptada desde tiempo atrás por ambos municipios, cuya descripción es la siguiente: “Partiendo de la desembocadura del Río Boquerón en el Río Guáitara lugar de concurso de los Municipios de Contadero, Puerres e Ipiales; se sigue por el Río Guáitara aguas arriba hasta donde le desemboca el Río Tescual lugar de concurso de los municipios de Ipiales, Puerres y Córdoba”.

2.3.8 Entre los municipios de Ipiales y Pupiales

Con base en la Resolución No. 77 de 1.973, emanada del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, se nombra una comisión para este deslinde de la cual se elabora el acta con fecha 18 de mayo de 1.973, dejando en constancia lo siguiente:

1. Que no existe ninguna ley, ordenanza, decreto u otro documento legal que fije la línea limítrofe entre Ipiales y Pupiales. Una compilación de límites hace referencia de las Ordenanzas 7 y 11 de 1.871, pero su texto auténtico se desconoce.
2. Se fija la línea divisoria con base en la siguiente descripción: “ Partiendo del punto donde termina el lindero que separa predios de la nación (sic) (Aeropuesto (sic) de San Luis) con el predio San Luis de Doña Dora Miryam Rosero de Centella sobre la quebrada, Chapuesmal, donde concurren los territorios de Aldana, Ipiales y Pupiales, se sigue la quebrada Chapuesmal, aguas abajo, hasta su desembocadura en la quebrada Pusial o Yapueta. Se continúa por esta, aguas abajo, donde toma el nombre de quebrada Ruidosa hasta su desembocadura en la quebrada El Totoral. Se sigue la quebrada el Totoral, que luego se llama Doña Juana y por todo su cauce hasta la desembocadura o confluencia con la quebrada Cuatis, donde concurren los territorios de Ipiales, Pupiales y Gualmatán, fin de la línea descrita”.

2.3.9 Entre el municipio de Ipiales y La República del Ecuador

A manera de información y por considerarlo de interés público, se describe los límites generales con la República del Ecuador:
Partiendo de la boca del río Mataje en el Océano Pacífico, aguas arriba de dicho río, hasta la intersección del paralelo geográfico que corta la desembocadura de la quebrada Yarumal en el río Mira. Por dicho paralelo hasta la citada desembocadura. El río Mira aguas arriba hasta su confluencia con el río San Juan; el río San Juan aguas arriba hasta la desembocadura de la quebrada “Pipala”; por dicha quebrada hasta su origen y desde éste por un paralelo hacia el Este hasta interceptar el río Cainacán. El río Cainacán aguas arriba hasta su origen; de allí a la cima del cerro de la Oreja y de ésta a la cima del Nevado de Chiles por el divorcio de aguas que las une. De allí desciende hasta el origen principal del río Carchi, aguas abajo hasta la desembocadura de la quebrada “El Morro”; esta quebrada aguas arriban hasta su origen; de allí una línea recta con rumbo verdadero 92º 26’ 00” N.E. hasta encontrar la quebrada denominada Tejes o Teques (que en su parte superior se denomina también “Pulcas”) por dicha quebrada aguas arriba hasta el pie del cerro La Quinta; síguese luego por la cresta que allí forma el mencionado cerro hasta su cumbre más alta; desde allí a la cumbre del cerro Troya, por el divorcio de aguas que las une a dichas cumbres; desde el cerro Troya continúa la línea por el divorcio de aguas hasta la cabecera de la quebrada Pun y por ésta aguas abajo hasta su desembocadura en el río Chingual o Chúnquer. Por este río aguas abajo, hasta el punto donde le entra por la ribera derecha el río Industria en latitud 00º 23’ 33” Norte; de este punto en línea recta a la cumbre del cerro Pax de donde vierte la fuente principal del río San Miguel; por el curso de este río aguas abajo hasta donde lo intercepta el meridiano de la boca de Coembí o Cuhimbé en el Putumayo; este meridiano hasta la boca del Coembí o Cuhimbé en el Putumayo y por el río Putumayo aguas abajo hasta la desembocadura del río Güepi.

Dando aplicabilidad a la Constitución Política de 1.991, referente al manejo de territorio, se expide la Ley 388 de 1.997, conocida como de Ordenamiento Territorial, la cual modifica, la ley 9 de 1.989 y la Ley 3 de 1.991 y se dictan otras disposiciones que junto a las directrices impartidas por el señor alcalde del municipio de Ipiales, Luis Fernando Villota Méndez, se aborda esta temática, bajo el acompañamiento de dos asesores y un coordinador en función de tres componentes: urbano, rural y general. El primero con un convenio con la Sociedad Colombiana de Arquitectos Capítulo Ipiales y los otros dos, con un grupo de profesionales, ambos dependientes del Departamento de Planeación Municipal.

La escasa información secundaria aunada con las limitaciones encontradas de datos estadísticos, la poca claridad de límites municipales, permitieron con grandes dificultades, tener un prediagnóstico del municipio de Ipiales, como punto de inicio de este proceso de planificación.

Al municipio se lo sectoriza en urbano y rural, dentro de este último se lo subdivide en campesino e indígena. Las dimensiones que se tuvieron en cuenta en cada uno de estos sectores fueron la ambiental, económica, físico – espacial, sociocultural y político – administrativa.

Tanto en la parte urbana, como rural se trabajaron con grupos de base, tales como, juntas de acción comunal, sindicatos, organizaciones gremiales, etc., se resalta que en la parte concerniente a resguardos indígenas se trabajo bajo directrices impartidas por los cabildos indígenas en cabeza de sus gobernadores, que para el caso del Resguardo de Ipiales, se desarrollaron acciones en función de las parcialidades y con los otros resguardos por veredas.

La técnica empleada, especialmente en el sector rural fue la de talleres participativos a través de los mapas parlantes. (Ver Anexo No. 1), donde la comunidad, plasmo lo que fue el territorio (visión del pasado), como está actualmente el territorio (visión actual) y cómo sería el territorio deseado (visión del futuro).

De igual manera, en la visión actual del territorio, dicha comunidad, participó activa y dinámicamente planteando y priorizando sus problemáticas que están afectando el normal desarrollo entorpeciendo y retardando el mismo; de esta forma se utilizó la técnica de Priorización de Necesidades, en la cual se jerarquizaron las necesidades más sentidas por la población a las cuales les corresponde un puntaje que oscila entre 1 y 10 puntos respectivamente, anteponiendo el puntaje más alto a las necesidades que requieren solución urgente; lo anterior se ejerció con la asesoría del equipo multidisciplinario del Departamento de Planeación encargado de la elaboración del Plan Básico de Ordenamiento Territorial, posterior a esto se elaboró un listado de alternativas de solución, los cuales se plasmaron a través de ideas de proyectos que satisficiesen a la problemática vivida por la misma. Además se elaboró mancomunadamente con entidades de orden internacional, nacional, departamental, municipal, así como, la vinculación del sector privado.

En la parte urbana, se trabajo con una sectorización de la ciudad que posee la Secretaría de Desarrollo Comunitario, que como criterios principales, están el compartimento de infraestructura social, como salones comunales, iglesias, concepto de vecindad y afinidad; dicha sectorización, no ha sido avalada por el Concejo Municipal, pero se han obtenido buenos resultados en varias actividades que viene desarrollando el municipio, como jornadas de capacitación, pavimentaciones, reposiciones de acueducto y alcantarillado, jornadas deportivas entre otros. Igualmente, como en el sector rural, también se trabajo en función de necesidades, su priorización y el planteamiento de alternativas de solución a esta problemática, reflejadas como ideas de proyectos.

Con toda esta información primaria más la recolección de información secundaria se elaboró el Diagnóstico, tratando de reflejar la situación actual del territorio. Esta información se la dio a conocer nuevamente a la comunidad, aspecto que se conoce como socialización de la información, que conllevo a verificar, ajustar, y complementar la información recolectada.

Continuando el trabajo en función de los tres componentes, se llega a la etapa de formulación, es decir, el modelo de territorio deseado para la parte urbana, rural y el municipio como un todo, para los próximos doce años, con sus correspondientes objetivos, estrategia, escenarios y demás aspectos que se detallan en el esquema.

La Ley contempla que después de este proceso de participación comunitaria y actas de concertación con cabildos indígenas en aspectos cuando amerite la ocasión, se someterá a concepto de la Corporación Autónoma, que para el efecto es CORPONARIÑO, en cuanto a la parte ambiental, así como la validación de este proceso por parte del Consejo Territorial de Planeación, COMPIS, Consejo Consultivo de Ordenamiento Territorial, para ser analizado, discutido y aprobado este Plan Básico de Ordenamiento Territorial, por parte del Honorable Concejo Municipal a través de un acto administrativo, llamado Acuerdo Municipal.

Vendrá por parte de cada uno de los involucrados con el uso del territorio, la implementación de este P.B.O.T., su seguimiento, ajustes y evaluación.

IR AL P.B.O.T.


 Copyright ©2007 / New York - All rights reserved www.ipitimes.com®  - Artur Coral Folleco /  Alvaro Pantoja Coral

Todo E-Mail a: ac@ipitimes.com