IPIALES > Portada Ipitimes.com | Blogs Opinión | Fotos | Turismo | Indice | Directorio Web

DIRECTORIO GENERAL

  NOTICIAS AC-F /COLOMBIA

NOTICIAS DE NARIÑO

INFORME ESPACIAL: LA ORFEBRERIA - TUMACO


La orfebrería un arte milenario
El oficio del orfebre, en su esencia y carácter, fue uno de los primeros en nacer tan pronto se formaron sobre la tierra los primeros grupos sociales.


Al despertarse en el hombre el gusto por el adorno, inherente a la condición humana, nació el orfebre.

 

INFORME ESPECIAL por EVELYN KATERINE VILLOTA

EMAIL:municdiario@yahoo.es

Víctor Manuel Correa

DIARIO DEL SUR

Diseño: Artur Coral-Folleco (Webmaster/Nueva York)

 

Las manos de nuestros orfebres son mágicas y creadoras de un sinnúmeros de joyas y accesorios trabajados con dedicación y esmero. Tumaco, Nariño, Colombia


24 de junio de 2006.-El rico fecundo pasado cultural se ha reflejado en objetos utilitarios y ornamentales de cerámica y oro que ha pesar de los siglos transcurridos, han mostrado no ser inertes, si no que por el contrario ser objetos llenos de vitalidad que nos hablan de religiosidad, modo de vida y modo de concebir el entorno.


Nuestro país, es muy rico en estas artes y sobre todo en el manejo del oro que ha sido el motor de desarrollo primordial en todos los aspectos. Por todo esto, la comunidad de “Orfebres Tumaqueños”, han querido dejar de ser ignorados aprovechando sus recursos mineros y humanos, su creatividad y además su gran trayectoria en técnicas y diseños propios para generar riqueza y bienestar.

Oficio ancestral

La orfebrería es un oficio que persiste en una trayectoria casi no interrumpida a través del tiempo, con una intacta pureza que justifica su prestigio multisecular. Prestigio que se debe a la calidad de las obras y a la riqueza de los materiales de que se sirve. Prestigio poético, casi sobrenatural, mágico, de alguno de ellos, como el oro.

 

<< Obras de arte que representan uno de los oficios mas hermosos.

A todo esto, es necesario agregarle el punto de partida del legado cultural que estos artesanos han llevado a través de los años y que están empeñados a no perder, el cual es el mayor valor agregado que han tenido, siendo éste un modo práctico y eficaz de evitar que las nuevas generaciones dejen de involucrarse en actividades foráneas e ilícita.


Las exigencias y el sistema de aprendizaje del oficio de joyero, han evolucionado considerablemente en los últimos tiempos. Hace años, este aprendizaje era muy elemental y sin complicaciones técnicas ni metodológicas. Se solía comenzar a trabajar como aprendiz en algún taller a los 12, 13 o 14 años.

Los conocimientos previos se limitaban a saber leer y escribir. Luego se pasaba por todas las fases del aprendizaje en joyería. Se aprendía desde barrer el taller, limpiar las mesas, hasta aserrar, limar, taladrar y fundir. No existían máquinas eléctricas, ni complicadas aleaciones de metales, se trabajaba con herramientas a mano y la autenticidad de los metales se comprobaba a “ojo”.

Era este un aprendizaje muy artesanal, fundado en la observación de lo que se veía hacer al joyero, al compañero y al aprendiz del taller o transmitido de padres a hijos. Aprendizaje, también reservado al gremio de joyeros, al que los extraños tenían difícil acceso.

Toda una “joya”

Franklin Quiñónez, es un Barbacoano que se ha dedicado a la orfebrería, una tradición familiar a la que le dedica gran parte de su tiempo.

 

<< La orfebrería se ha transmitido de generación en generación convirtiéndose en uno de las tradiciones mas representativas de la región.


Quiñónez, heredó de su padre la vena artística y creativa y ese amor por la joyería. Es hijo de otro Barbacoano que llego a las tierras tumaqueñas en busca de un mejor futuro para su familia.
Franklin Quiñónez empeñado en vitalizar uno de los oficios mas representativos de la Costa pacifica: La orfebrería.

Franklin manifestó que la orfebrería como empresa se inicia en San Andrés de Tumaco en los años 40, donde varios joyeros del municipio del pie de monte costero de Barbacoas deciden trasladarse a Tumaco. La primera persona que llegó con la técnica de la joyería, fue el señor Elio Sevillano. Después, empezaron ha llegar más emigrantes Barbacoanos impulsados por este hombre, quienes conformaron el primer taller y lógicamente la primera escuela para aquellos jóvenes del momento que querían aprender este arte.

Desde entonces la joyería Tumaqueña empezó a tomar fuerza y los jóvenes de la época empezaron a interesarse por el manejo del oro convirtiéndolo así en verdaderas obras de arte. En la década de los 60, cuando mi padre Andrés Quiñónez se radica en Tumaco y monta la joyería “La Perla”, se albergó a 20 jóvenes como ayudantes y operarios entre esos a mi. En ese entonces el trabajo era bien remunerado y había suficiente materia prima.

Arte, creación y creatividad

Una de las técnicas mas representativas dentro de este trabajo artesanal esta la Filigrana, técnica que ha marcado la pauta y ha identificado a través de los tiempos al joyero Barbacoano, Tumaqueño y en general al de la Costa Nariñense.

 

<< La filigrana es una de las técnicas mas representativas de la orfebrería nariñense que representa la creatividad y dedicación de los joteros de Nariño.


“Esta forma de trabajar el oro se ha modernizado bastante y perfeccionado mucho”, señala el artesano, “ahora, nosotros tenemos el privilegio de confeccionar joyas con una filigrana extremadamente fina que es envidia de muchos joyeros”.

El secreto de la “filigrana”, es la forma manual como la trabajamos, cada pieza se elabora a mano, con el mayor esmero y dedicación aun sin contra con herramientas adecuadas para realizar el trabajo.

En busca de apoyo

La orfebrería es un arte sector productivo que esta en crisis y por eso el empeño de los orfebres de Tumaco en tratar de rescatarla. Es gracias a entidades como Artesanías de Colombia y el Laboratorio Colombiano de Diseño, que se ha logrado capacitación para el gremio e innovación en técnicas y elementos utilizados para la producción, acciones que han mejorado de gran forma la comercialización de los productos.

La Asociación de joyeros de Tumaco cuenta con cerca de 43 asociados y dia día se han empeñado en mejora la técnica y capacitar a gente joven en el oficio.


A pesar de no tener herramientas y equipos adecuados, la producción individual es de muy buena calidad. Se puede considerar que se ha tenido un gran avance en lo que concierne a la comercialización e iniciativa asociativa para sumir el gran reto que implica la demanda actual de oro procesado para industria joyera. De tomarse la determinación de apoyar el proyecto, queda claro el inmenso trabajo que ha realizado los asociados por recuperar la confianza entre ellos mismos y el mercado.


La joyería tradicional, tiende a desaparecer. Vemos que muchos compañeros han perdido la esperanza, todo ese esfuerzo y sacrificio que de años se ha conservado. Pero aun existen muchas personas interesadas en vitalizar este arte ancestral y continuar la tradición de nuestros antepasados.


 

Su opinión o comentario, aquí

 


 

Página Web de Ipiales

 

Página Web de Ipiales


Noticias mundiales de última hora


Full StoryNoticias de NARIÑO, Colombia


Full StoryNoticias de IPIALES, Nariño, Colombia


Volver al DIRECTORIO AC-F


 


© 2006 Ipitimes.com/New York ® Artur Coral-Folleco's Publishing Division

 E-Mail:  ac@ipitimes.com