IPIALES > Portada Ipitimes.com | Blogs Opinión | Fotos | Turismo | Indice | Directorio Web

DIRECTORIO GENERAL

  NOTICIAS AC-F /COLOMBIA

NOTICIAS DE NARIÑO

LA UNION, NARIÑO, COLOMBIA


ERRADICACION DE COCA EN LA VEREDA OLIVOS, LA UNION, NARIÑO, COLOMBIA

Proceso de erradicación de coca en la vereda Olivos, la Unión, Nariño, Colombia 

 

Coordinación EVELYN KATERINE VILLOTA

Fotos e información por Pedro Vicente Delgado

Webmaster: Artur Coral-Folleco

En una sola mañana se esfumo el trabajo de más de dos años.
Campesinos de pequeña vereda de la Unión libremente erradicaron sus sembrados de coca.
Aunque no existen acuerdos, gobierno tiene la obligación de apoyar sustitución de cultivos.

<< Rodrigo Meza, director de las JAC en la vereda Olivos.

La cálida mañana del pasado miércoles 12 de julio se convirtió en el inicio de una nueva vida para cerca de cincuenta familias pertenecientes a la vereda de Olivos de la Unión, ya que el radiante sol que fue testigo de la (hazaña y el valor civil) que tuvieron las familias, que permitieron la erradicación definitiva de más de cinco hectáreas sembradas de coca listas en su mayoría para ser recolectada su hoja y que muy posiblemente en el mercado negro de la droga, su costo podría estar entre 50 y 60 millones de pesos; pero que muy seguramente de haber sido cosechada y procesada habría terminado con la vida y paz de miles de familias de consumidores en el mundo en donde cada día aumenta el número de adictos.

Sin acuerdos previos, sin necesidad de aspersiones aéreas, sin pagos a informantes y con toda la libertad y valor que caracteriza a los campesinos de bien que desde hace muchos años habitan en el sector, el pasado miércoles, los habitantes de la vereda de Olivos, conjuntamente con unidades de la policía pertenecientes al Tercer Distrito con sede en la Unión, libremente erradicaron cinco hectáreas sembradas de coca, que desde hacía aproximadamente dos años, venían cultivando en las áridas tierras del sector.

Omar Cárdenas, consejal de Olivos, la Unión, Nariño, Colombia.

La desgracia de la hoja maldita

Para quienes no conocen ni saben las penurias que los campesinos de nuestro amado departamento deben de afrontar cada día, simplemente no pueden hablar ni describir las amargas penas que como cruz han tenido que cargar por muchos años, en donde la desesperanza, la pérdida de identidad cultural, los valores, la misma vida y familia, se desvanecen ante la llegada de los cultivos ilícitos, situación que los grandes capos de la droga han generado y aprovechado en zonas devastadas por el hambre y por el hombre.

Montanas en la vereda Olivos, la Unión, Nariño, Colombia

Esto precisamente es lo que ha ocurrido en la vereda de Olivos distante a tan solo una hora de la Unión y donde hace muchos años fuera la despensa nacional como el mayor productor de maíz en Colombia, y que hoy es solo un recuerdo puesto que las mismas condiciones del tiempo han provocado una difícil situación que obligó de alguna manera a que con la ilusión de un dinero (fácil) y rápido éstos campesinos, pudieran recuperar lo que habían perdido en los últimos diez años, pero que a la hora de la verdad ese remedio se convirtió en un mal superior a la enfermedad, puesto que con los cultivos ilícitos además del temor de ser vistos como delincuentes, de estar a merced de quienes de alguna manera los utilizaron y del sufrimiento constante de que las avionetas cargadas de glifosato terminaran en minutos con el trabajo de dos años, tiempo en el que la mayoría de labriegos tuvieron que endeudarse a la espera de obtener unos cuantos pesos para salir de la pobreza; pero al final tomando conciencia del mal necesario fueron persuadidos de continuar con la siembra de la hoja maldita.

Nos vimos obligados a sembrar la coca

Estamos preocupados, dijeron los campesinos de Olivos, la Unión, Nariño, Colombia.

Al mirar los ojos de quienes participaron en la erradicación manual, nos pudimos dar cuenta que esta decisión no fue fácil de tomar, en cada machetazo por cada mata que arrancaban, los campesinos sabían que mucho dinero y trabajo empleado en el cultivo se iría para nunca mas volver; pero con una convicción fijada en el alto gobierno de recibir nuevos y mejores proyectos productivos para la zona, la nostalgia era rápidamente cambiada por una sonrisa en la que muchos aún siguen pensando y esperando. Don Luís, don José, Lucas y Otoniel, al ser entrevistados por DIARIO DEL SUR, coincidieron en responder que a estos cultivos llegaron obligados por la misma necesidad, ya que con los cultivos tradicionales como el maíz, el maní, la papaya y los frutales entre otros es difícil solventar los gastos que demandan sus familias, ya que los precios internos de éstos productos de ninguna manera garantizan los costos de producción, mucho menos cuando las sequías se han apoderado de sus tierras convirtiéndolas en estériles.

Aunque de ninguna manera el estado mira estas circunstancias ni mucho menos las acepta, esta es la cruda realidad el por que muchos campesinos como los de Olivos han tenido que recurrir a estos cultivos ilícitos; pero que con la aplicación de nuevas estrategias y de apoyo al sector agropecuario con nuevas tecnologías y garantías para el establecimiento de precios justos de sus productos, posiblemente los cultivos ilícitos en los campos podrían ser reemplazados libremente.

Más allá de los cultivos ilícitos existe una problemática social que el estado desconoce

Escuela de la vereda de Olivos de la Unión, Nariño, Colombia.

En Olivos tan solo existe una escuela que alberga a 35 alumnos de primero a quinto de primaria y que reciben clase en una misma aula y con el mismo profesor, esto ha determinado una ausencia de estudiantes de más del 25%, lo triste es que de los 10 o doce niños que logran terminar la primaria tan solo uno de éstos se inscribe al programa de bachillerato y de cada diez niños o jóvenes que iniciaron sus estudios secundarios tan solo dos como máximo logran salir como bachilleres, esto indica a pesar de que se cuenta con una escuela y un profesor, que los estudiantes están condenados a dejar las aulas en poco tiempo para cambiarlas por trabajo, al que deben acudir por pura y física necesidad, esto cuando hay trabajo; sino son simplemente jovencitos que ven como pasan los días en las cálidas y polvorientas calles de la vereda.

Estudiantes en una sola aula en la Escuela de la vereda de Olivos de la Unión, Nariño, Colombia.

 

Otra situación que a pesar de que se cuenta en el departamento con tecnología de punta, nadie ha descubierto o ha podido descubrir la manera de acabar con una plaga que destruye las grandes plantaciones de papaya, lo que ha generado que éste cultivo de tan buena producción en tiempos pasados poco a poco se haya ido perdiendo en Olivos.

Distrito de Riego es urgente

 

Así estaban los cultivos de coca en la vereda Olivos, la Unión, Nariño, Colombia


Los pocos cultivos que existen en la parte baja de la vereda a orillas de la quebrada Santana son irrigados por pequeños surtidores que en la mayoría de veces son insuficientes para mantenerlos, por lo que al momento de la producción éstos disminuyen en más del 200%, lo que no permite que los campesinos capten utilidades suficientes para la manutención de sus familias, ante esta situación la administración municipal que preside Luís Manuel Muñoz Briceño, acaba de iniciar el proceso de construcción de un distrito de riego que beneficie a toda la vereda conformada por unas 400 hectáreas aproximadamente con recursos cercanos a los 500 millones de pesos; pero se necesita más dinero para poder terminar la obra, por lo que se espera se consigan o bien sea a través de un crédito o cofinanciación de una institución estatal, que de lograse permitiría erradicar la sequía que para tiempos de verano se presenta en la zona.

Las soluciones según los campesinos

 

Autoridades acompañan el trabajo de erradicación de coca comunitario en la vereda Olivos, la Unión, Nariño, Colombia.


Nosotros ya cumplimos con la erradicación ahora le toca al gobierno nacional darnos las soluciones para la sustitución de cultivos u otras alternativas productivas” manifestaron los erradicadores, quienes confían en que el Presidente de la república le de una mano para solucionar la problemática social para lo que plantean:
-- Primero que todo establecer para esta vereda el programa de Familias Guardabosques, con lo que podrían contar con recursos para autofinanciar proyectos de cultivos tradicionales.

-- Proyectar y financiar proyectos de cultivos de frutales con la garantía de mercadeo.

-- Industrialización de la yuca con el debido acompañamiento y asesoría del Sena.

-- Aplicación de proyectos piscícolas dado que la zona es apta para esta explotación.

-- Inicio de cultivos de tomate por invernaderos y aplicación de otras alternativas pecuarias como la cría de cerdos y ganado y la puesta en marcha del programa jóvenes rurales en la vereda.

Con que cuentan los campesinos

Aunque el problema de cultivos ilícitos data de tan solo dos años, la nueva administración, presentó ante las directivas del segundo laboratorio de paz un proyecto que ya está viabilizado en lo relacionado a la producción de frutales con el debido procesamiento de éstas en el centro de acopio que deberá construirse en la zona del norte de Nariño Sur del Cauca, éste tiene uno de los mayores puntajes dentro de los proyectos presentados por los municipios del área de influencia.

 
De la misma manera existe en estudio en la secretaría de agricultura del departamento de un proyecto para la explotación piscícola, del que se espera sea financiado para aplicarlo en la zona.

Campesinos erradicadores un ejemplo nacional

 

5 hectáreas de cultivo de coca erradicadas en la vereda Olivos, la Unión, Nariño, Colombia


Lo destacable de la iniciativa de erradicación manual, es que ésta se hizo sin contar con ninguna retribución para las familias, no tuvo ningún costo para el estado, no se necesito de gran despliegue de uniformados, se ahorra el gobierno la aspersión de glifosato y no se atenta contra la naturaleza, por lo que los campesinos de la Vereda de Olivos de la Unión, se convierten en ejemplo nacional, por lo que se espera que los sueños de una nueva región donde haya presencia del estado en todos los sentidos se haga realidad y que el mal rato que pasaron los campesinos al destruir ellos mismos lo que habían sembrado en espera de solucionar sus propios problemas económicos, sea borrado por el apoyo que a partir de hoy reciban del alto gobierno que en reiteradas oportunidades a propuesto incentivos para quienes desarraiguen de sus tierras y corazón el flagelo de las drogas, que en la zona norte ha dejado más huérfanos que la misma guerra. Hoy los habitantes de Olivos presentan ante el mundo una nueva manera de llagar a acuerdos para erradicación manual, pero así como ellos erradicaron libremente, también el estado erradique de la zona el hambre, la pobreza el olvido y abandono al que ha sometido por muchos años a las más de cincuenta familias que conforman la vereda de Olivos en la Unión.

 

Tarea de erradicación cumplida.

 


 

Su opinión o comentario, aquí

 


 

Página Web de Ipiales

 

Página Web de Ipiales


Noticias mundiales de última hora


Full StoryNoticias de NARIÑO, Colombia


Full StoryNoticias de IPIALES, Nariño, Colombia


Volver al DIRECTORIO AC-F


 


© 2006 Ipitimes.com/New York ® Artur Coral-Folleco's Publishing Division

 E-Mails:  ac@ipitimes.com