Desfile de "AÑOS VIEJOS" en Ipiales:  - Fotos

Arte, creatividad, humor, crítica,..
31 de Diciembre de 2004


Fotos por Arturo Coral-Folleco


Jenny Nathalia Suárez: Reina de Ipiales y de los carnavales de Negros y Blancos 2005. Foto por Arturo Coral-Folleco. Ipiales, 31 Dic. 2004. 

 

San Bolívar 
sobando sobando va curando presentado por Luis Tovar López. Primer 
puesto San Bolívar 
sobando sobando va curando presentado por Luis Tovar López. Primer 
puesto Murga Mirando mi Obre de Dubel Se despide el fundador de los bomberos - Personaje que hace nuestra historia 2 Se despide el fundador de los bomberos - Personaje que hace nuestra historia J Maio Valencia - Muy buen día 2005 - Club Código La reinita de Nariño Florentino Mora haciendo importantes comentarios radiales sobre los Años Viejos de Ipiales Jenny Nathalia 
Suárez: Reina de Ipiales y de los carnavales de Negros y Blancos 2005. A la 
derecha, la reinita del Carnavalito de Ipiales, Madelein Nicole Cabrera Calle Trabajando Cochise - Trabajando por el pan de cada día La voz de la caridad - Homenaje a Rodrigo Obando Viuda Rica Vida Rica Vida Y que se abran los telones, número que hacia alusión al teatrero Julio Cesar 
Luna S. presentado por José Alberto Villamar

 


Nota!: Para leer la explicación, ponga el cursor o flecha sobre la foto deseada.


El Año Viejo es un Muñeco o monigote alusivo a personajes o situaciones alegóricas, que simboliza por medio de lenguaje satírico, crítico e irónico los hechos, gratitudes e ingratitudes que deja el año que termina en diferentes tópicos. El año viejo se elabora tradicionalmente en papel encolado y cartón, trapos, viruta de madera o con materiales desechables, muchas veces trajeados con ropa usada. El año viejo se despide con un testamento y se quema a la media noche. En esta antigua tradición nariñense, se representa por medio de muñecos (“años viejos”) elaborados con elementos desechables, estampados satíricos y cargados de humor, con temáticas que registran las penurias y las alegrías del año que termina, exhibiéndolos en desfile, en carretillas, autos o en la puerta de la casa. Cada uno tiene un nombre diferente y sus dolientes solicitan (“una limosnita para el año viejo, que se está muriendo, muriendo de viejo”), con el propósito de reunir dinero para la compra de combustible y pólvora para la quema. La quema del año viejo “es un rito de purificación de fuego y muerte, tras el cual, cada primero de enero uno puede apreciar un ambiente social más sano y libre de tensiones” (Zaruma Vásquez, Germán).


 

<< DESFILE DE "AÑOS VIEJOS" EN IPIALES Página principal

 

 

© ® 2005 - New York - Fotos y diseño por Artur Coral-Folleco Ipiales/New York

 

Todo E-Mail a: ac@ipitimes.com